martes, 11 de septiembre de 2007

Mi padre es el piloto!


Cuentan de este individuo que abordó un avión para viajar a Nueva York. Un niño entró buscando su asiento y se sentó justo al lado suyo. El niño era muy educado. Y paso el tiempo coloreando en su libro de pintar.

No presentaba rasgos de ansiedad ni nerviosismo al despegar el avión. El vuelo no fue muy bueno, hubo tormenta y mucha turbulencia. De momento una sacudida fuerte, y todos estaban muy nerviosos, pero el niño mantuvo su calma y serenidad en todo momento.

¿Cómo lo hacia?, ¿Porque su calma? Hasta que una mujer frenética le preguntó:

Niño: ¿no tienes miedo?
No señora-, contestó el niño y mirando su libro de pintar le dice:

"Mi padre es el piloto".

¿Sorprendido?

Hay tiempos en nuestra vida que los sucesos nos sacuden un poco y nos encontramos en turbulencia. No vemos terreno sólido y nuestros pies no pisan lugar seguro. No tenemos de donde agarrarnos, y no nos sentimos seguros. Pero recuerden que nuestro Padre Celestial es nuestro piloto. A pesar de las circunstancias, nuestras vidas están puestas en el creador del cielo y la tierra. Y la próxima vez que llegue una tormenta a tu vida o si en este momento estás pasando por una, alza tu mirada al cielo, siéntete confiado y di para ti mismo:

¡Mi Padre es el piloto!

1 comentarios:

Cesar Recio dijo...

maravilloso es el amor de DIOS en nuestras vida, si nosotros reconosieramos en todo tiempo que DIOS es el piloto de nuestras vidas no andariamos preocupado en la vida ni viviriamos freneticamente los años y semanas, y pudieramos decir a buche lleno "DIOS es la roca que sostiene mi vida" Hermanos mios que la gracias y la bendicion de DIOS les colme todo los dias de sus vida.amen